Conoce los factores de riesgo entre hombres y mujeres

Uno de los mitos que encuentran más eco entre la gente es que las mujeres, a diferencia de los hombres, son un “peligro constante tras el volante”. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por la Fundación Eduardo Barreiros y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), titulado “Mujeres conductoras en España, implicación en accidentes de tráfico y comparación con los conductores varones”, demostró que lo cierto es exactamente lo opuesto: las mujeres ocasionan menos accidentes viales que los hombres. La intención de este artículo es identificar las diferencias entre los estilos de conducción de hombres y mujeres. Con ello, queremos evidenciar los patrones de riesgo de unos y otras para tratar de evitarlos.

Los hombres asumen más riesgos tras el volante

Una de las conclusiones más importantes a las que llegó el estudio de la UPM es que los conductores varones cometen más atropellos y se involucran en más volcaduras y colisiones con otros vehículos que las mujeres. En cambio, ellas tienen más incidentes relacionados con salidas repentinas de la vía. Es decir, los conductores varones causan más accidentes fatales que las mujeres, hasta tal punto que, cuando ellos conducen, el número de víctimas mortales llega a ser el doble y el de heridos graves hasta un 44.5% superior.

Por estos motivos, diversas organizaciones dedicadas al estudio de la seguridad vial consideran que el grupo de mayor riesgo entre todos los automovilistas es el de los hombres jóvenes que manejan acompañados de sus amigos. Esto se debe a que los varones tienen comportamientos más impulsivos que las mujeres y, en compañía de sus amigos, pueden llegar a ser menos cuidadosos en su conducción y asumir más actitudes riesgosas que las mujeres. Algunas de estas actitudes son:

  • Conducir sin supervisión a pesar de contar con poca experiencia de manejo.
  • Alcanzar grandes velocidades y no guardar una buena distancia de seguridad con el vehículo de adelante.
  • Conducir después de haber bebido alcohol o consumido drogas. Los expertos que realizaron el estudio de la Fundación Eduardo Barreiros calculan que, por cada conductora implicada en choques bajo los efectos del alcohol o alguna droga, existen alrededor de cinco conductores varones que cometen la misma falta.
  • Desobedecer el reglamento de tránsito, una tendencia más común entre los hombres y aún mayor en varones adolescentes.


En resumen, los hombres tienden más que las mujeres a conducir de manera impulsiva y agresiva. Una conducción a la defensiva y respetuosa del reglamento puede salvarte la vida y evitar que te involucres en un accidente con serias consecuencias.

Las mujeres tienen menos práctica conduciendo

Por lo general, las mujeres tienen un comportamiento más respetuoso con las normas viales y asumen menos riesgos. Esto da como resultado una tasa menor de accidentes severos, lo cual se traduce en una menor mortandad y un número menor de víctimas (ya se trate de ocupantes del vehículo o peatones). Sin embargo, a diferencia de los hombres, ellas se involucran en un mayor número de percances menores, ya sea al salir de una vía o por impactar contra otros objetos.

Esta tendencia parece tener una razón común. De acuerdo con la SEMOVI, los principales modos de transporte de las mexicanas son el transporte público y las caminatas a pie. Las mujeres sólo realizan el 18% de sus viajes en automóvil. Además hay una diferencia abismal entre el número de licencias de tipo “B”, “C” y “D” (para choferes de transporte de carga y pasajeros) expedidas para hombres y las expedidas para mujeres. Por ejemplo, en 2018, menos del 1% de todas estas licencias otorgadas en México fueron para mujeres. Aunado a esto, ellas componen únicamente el 30% de todo el cuerpo de servicio de movilidad pública.


Por la disparidad de género, las mujeres tienen menos acceso a la conducción que los hombres. En este sentido, su situación es similar a la de los adolescentes que apenas comienzan a conducir. Por ejemplo, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés), los adolescentes con permisos de conducir que realizan sesiones de práctica regulares bajo la supervisión de un adulto tienen un riesgo significativamente menor de sufrir accidentes, incluso hasta un año después de que empiezan a conducir. En conclusión, la práctica frecuente en la conducción ayuda a prevenir accidentes y a construir protocolos de reacción ante situaciones de emergencia.

Adolescentes y menores de edad.

Como mencionamos anteriormente, los adolescentes conforman un grupo de riesgo especial. Aunque los varones adolescentes tienen más probabilidades de sufrir un accidente automovilístico, se sabe que, en general, por la falta de experiencia, tanto ellos como las conductoras jóvenes tienen índices de accidentes cuatro veces más altos que los conductores de 20 años o más.

El alcohol es un factor especialmente perjudicial para este sector. Según datos del INEGI, el mayor número de accidentes en los que hubo incidencia de alcohol durante 2018 se registró entre quienes tenían 25 años, pero en segundo lugar se hallaban los jóvenes de 20 años. También existe un número alarmantemente elevado de menores de edad (incluso aquellos que ni siquiera cuentan con la edad mínima para obtener el permiso) involucrados en accidentes de este tipo.


Una educación sólida en seguridad vial, un conocimiento riguroso del reglamento de tránsito y el desarrollo de habilidades de conducción entre los adolescentes –siempre bajo la supervisión de un adulto responsable que sepa orientar y corregir malos hábitos–, les permitirá a los jóvenes convertirse en conductores responsables con un menor riesgo de provocar accidentes de tránsito.



Fuentes:
https://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/consulta/general_ver4/MDXQueryDatos.asp?proy=

http://insia-upm.es/download/mujeres-conductoras-en-espana-implicacion-en-accidentes-de-trafico-y-comparacion-con-los-conductores-varones/

https://www.conaset.cl/wp-content/uploads/2016/01/fichas_accion_25.pdf

http://revista.dgt.es/es/reportajes/2017/09SEPTIEMBRE/0905hombres-mujeres-y-diferencias.shtml#.XqfRlmgzZPY

https://www.redalyc.org/jatsRepo/4419/441960176008/html/index.html

https://www.iihs.org/topics/teenagers

https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/driving/informacion/factores

https://espanol.nichd.nih.gov/noticias/prensa/041020-los-conductores-adolescentes

https://semovi.cdmx.gob.mx/storage/app/media/estrategia-de-genero-140319.pdf


Artículos Anteriores


Nuevo Reglamento de Tránsito CDMX

El sentido de la vista y la conducción

Los distractores… un peligro constante al volante

Conducir con sueño… un riesgo que debes evitar

¿Tu auto puede contaminar menos?

¿Sabes cuáles son los autos más seguros e inseguros del mercado?

Cómo cuidar y utilizar los equipos de seguridad de tu vehículo

Entra en vigor la Norma Emergente de Verificación Vehicular en la Megalópolis

Factores de riesgo entre conductores hombres y mujeres

Riesgos de conducir bajo condiciones de estrés

Tomar y manejar… un enorme peligro

Accidentes viales: causas y consecuencias

Fiestas decembrinas, alcohol y accidentes

Comer y beber detrás del volante… un enorme riesgo

¿Conoces los dispositivos de seguridad activa en tu vehículo y para qué sirven?

Dispositivos de seguridad pasiva… tu protección ante un accidente

Manejo a la defensiva

Bolsas de aire… un aliado más de tu seguridad

¿Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad?

¿Qué tipo de conductor eres?

Los frenos: elemento indispensable para una conducción segura

Cinturón de seguridad… 5 segundos que pueden salvarte la vida

¿Cómo conducir durante un sismo?

Una oportunidad para hacer conciencia… Día mundial para recordar a las víctimas de accidentes de tránsito

Temas de seguridad vial que todo conductor adolescente debe saber

Manejo a la defensiva para motociclistas

Cuidados y responsabilidades de los pasajeros en tu vehículo

Técnicas seguras de frenado

Nueve hábitos que te permitirán alargar la vida útil de tu auto

Trastornos emocionales que perjudican el manejo a la defensiva

Consejos para manejar con seguridad bajo la lluvia

Ocho hábitos al volante que pueden estropear tu coche

Fatiga al volante… ¿qué es y cómo combatirla?

Accesorios que mejoran la seguridad en tu vehículo

Tus llantas: la importancia de su mantenimiento

¿Cómo evitar el robo de tu auto?

¿Cómo evitar el robo de tu auto? 2ª parte

Año Nuevo... ¡tu auto como nuevo!

Seguridad vial: una tarea de todos

Todo lo que debes saber sobre las señales de tránsito

Todo lo que debes saber sobre las señales de tránsito (2ª parte)

Amaxofobia: miedo excesivo al conducir

Jóvenes al volante ¿cómo darles una buena educación vial?

Importancia de la inteligencia emocional al conducir

Nivel de seguridad de tu vehículo

¿Cómo hacerle frente a la inseguridad de las calles?

Consejos de seguridad vial para motociclistas

Conducta Vial Quálitas… ¡Cumplimos cinco años cumpliendo!

Vacaciones decembrinas seguras

¿Sabes qué es la Pirámide de la Movilidad?

El casco: tu equipo de seguridad indispensable

Mejora tu seguridad cuando viajes en carretera

Cuidados y mantenimiento de tu auto durante la contingencia por COVID-19

Conoce los factores de riesgo entre hombres y mujeres

Mejora la calidad del aire en tu vehículo

Conducta vial en tiempos de COVID-19