Seguridad vial: una tarea de todos

Los problemas de salud pública y la derrama económica, con pérdidas millonarias, que enfrentamos decenas de países a causa de los accidentes de tránsito, motivó que en 2011, la Organización de la Naciones Unidas adoptara la declaratoria 2011 – 2020, cuya meta es reducir a la mitad las muertes y lesiones provocadas por dichos accidentes.

En el 2015 la ONU adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la que se refrenda esta misma meta. Ese mismo año, durante la Segunda Conferencia Mundial de Alto Nivel sobre Seguridad Vial, muchos países expresaron su preocupación al ver que los indicadores de muertes por accidentes de tránsito habían permanecido prácticamente estancados desde el 2012. De igual forma, notaron que había mucho que hacer en cada territorio para mejorar los compromisos asumidos en relación a controles de velocidad, diseño de infraestructuras, seguridad de los vehículos, generación de leyes de vigilancia y de su cumplimiento, así como mejoras en la atención de emergencias tras un accidente de tránsito.

El apego y compromiso de México a esta agenda no se ha hecho esperar, ya que a partir de diversas iniciativas tanto a nivel federal como local, se han establecido diversos programas que, a pesar de su implementación, no han alcanzado los resultados deseados.

En México, las muertes, lesiones y discapacidades provocadas por accidentes de tránsito están reconocidas como un problema de salud pública, cuyo impacto afecta tanto a las familias como al país en su conjunto, por los costos en materia de salud y económicos que estos conllevan, y si bien, de acuerdo a las estadísticas, se ha estabilizado el número de defunciones registradas, estamos muy lejos de la meta deseada.

Seguridad vial en México

Con más de 16,000 casos registrados al año, los fallecimientos por accidentes viales siguen estando entre las diez principales causas de muerte, siendo los Estados de Zacatecas, Durango, Colima y Nayarit donde más incidentes se reportan, y Veracruz, Ciudad de México, Estado de México, Coahuila y Michoacán las entidades que reportan menos defunciones por esta causa.


Grupos más vulnerables:

Los peatones son el grupo que concentra el mayor número de defunciones con 7,780 atropellamientos (48.5%), seguido de los ocupantes de un vehículo con 5,339 (32%), 2,622 motociclistas (16.3%) y ciclistas, con 298 casos (1.8%).

Cabe señalar que, comparativamente, los ocupantes de automóviles registraron un impacto positivo, disminuyendo significativamente el número de víctimas, gracias a los reglamentos y otras medidas implementadas en los últimos años, como la exigencia del uso del cinturón de seguridad.

Grupos con más incidencias:

  • Los casos de atropellamiento ocurren de manera mayoritaria en personas de de 20 a 39 años de edad, con un alarmante incremento en los últimos años, de niños menores de cinco años y adultos mayores de 60.
  • Por su parte, entre los motociclistas aumentó sustancialmente la tasa de defunciones, con un incremento del 78.4% respecto a los años anteriores.

Seguridad vial: un asunto sistémico

En opinión de las autoridades, mejorar la seguridad vial requiere de un enfoque sistémico que permita incidir en todos los factores que contribuyen a la ocurrencia de accidentes de tránsito, incluyendo vehículos, vialidades y usuarios, en conjunto con el ambiente físico, social, económico y cultural. De esta manera, se entienden los sistemas viales como un todo donde sus elementos actúan de manera ordenada, de tal forma que se puedan identificar las posibilidades de intervención para atacar problemas específicos.

Con este enfoque, el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA) ha realizado diversas intervenciones para prevenir accidentes de tránsito, entre las que destacan:

  • La Legislación Integral de Seguridad Vial.
  • Acciones estratégicas de alcoholemia.
  • Observatorios estatales de lesiones.
  • Mediciones de factores de riesgo, entre otros.

Producto de estas intervenciones son los datos estadísticos que nos permiten observar, por ejemplo, los tipos de distractores más comunes que se llevan a cabo durante la conducción de un vehículo y que se muestran en la siguiente gráfica:


Una responsabilidad de todos

Salir a la calle nos obliga a observar reglas que previenen accidentes y que pueden dañarnos a nosotros mismos o a los demás. Conocer nuestros reglamentos y reforzar buenos hábitos y conductas en las personas que tenemos cerca, nos permitirá desarrollar una cultura de la prevención que, esperamos, se vea reflejada positivamente en los datos estadísticos de los años por venir.

Iniciativas como Conducta Vial Quálitas buscan, precisamente, desarrollar esta cultura, pues a través del tiempo se ha demostrado que es necesario promover permanentemente la toma de conciencia sobre lo importante que es la seguridad vial, promoviendo prácticas de manejo seguras, el uso de los dispositivos de seguridad con los que están equipados los automóviles, consejos para mantener en buen estado los vehículos y el cumplimiento de los lineamientos de seguridad como automovilistas, pasajeros y peatones.

¡Ese es nuestro compromiso!



Fuente: Informe sobre la situación de la Seguridad Vial 2016, Secretaría de Salud, Gobierno de México.


Artículos Anteriores


Nuevo Reglamento de Tránsito CDMX

El sentido de la vista y la conducción

Los distractores… un peligro constante al volante

Conducir con sueño… un riesgo que debes evitar

¿Tu auto puede contaminar menos?

¿Sabes cuáles son los autos más seguros e inseguros del mercado?

Cómo cuidar y utilizar los equipos de seguridad de tu vehículo

Entra en vigor la Norma Emergente de Verificación Vehicular en la Megalópolis

Factores de riesgo entre conductores hombres y mujeres

Riesgos de conducir bajo condiciones de estrés

Tomar y manejar… un enorme peligro

Accidentes viales: causas y consecuencias

Fiestas decembrinas, alcohol y accidentes

Comer y beber detrás del volante… un enorme riesgo

¿Conoces los dispositivos de seguridad activa en tu vehículo y para qué sirven?

Dispositivos de seguridad pasiva… tu protección ante un accidente

Manejo a la defensiva

Bolsas de aire… un aliado más de tu seguridad

¿Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad?

¿Qué tipo de conductor eres?

Los frenos: elemento indispensable para una conducción segura

Cinturón de seguridad… 5 segundos que pueden salvarte la vida

¿Cómo conducir durante un sismo?

Una oportunidad para hacer conciencia… Día mundial para recordar a las víctimas de accidentes de tránsito

Temas de seguridad vial que todo conductor adolescente debe saber

Manejo a la defensiva para motociclistas

Cuidados y responsabilidades de los pasajeros en tu vehículo

Técnicas seguras de frenado

Nueve hábitos que te permitirán alargar la vida útil de tu auto

Trastornos emocionales que perjudican el manejo a la defensiva

Consejos para manejar con seguridad bajo la lluvia

Ocho hábitos al volante que pueden estropear tu coche

Fatiga al volante… ¿qué es y cómo combatirla?

Accesorios que mejoran la seguridad en tu vehículo

Tus llantas: la importancia de su mantenimiento

¿Cómo evitar el robo de tu auto?

¿Cómo evitar el robo de tu auto? 2ª parte

Año Nuevo... ¡tu auto como nuevo!

Seguridad vial: una tarea de todos

Todo lo que debes saber sobre las señales de tránsito

Todo lo que debes saber sobre las señales de tránsito (2ª parte)