Los distractores… un peligro constante al volante

Durante la conducción de un auto es fundamental mantener toda la atención en el camino para poder reaccionar ante un imprevisto, sin embargo es muy común que nos confiemos y desarrollemos hábitos nocivos que pueden llevarnos a tener lamentables accidentes.


A continuación enlistamos los más comunes:

  1. Escribir mensajes de texto: Se ha comprobado que escribir mensajes de texto incrementa 23 veces la posibilidad de sufrir un accidente de tránsito.


  1. Hablar por teléfono: Manejar usando el teléfono celular, aunque sea con manos libres, obstaculiza la reacción del conductor al mismo nivel que poseer un nivel de alcohol en la sangre de 0.8 Varios estudios sugieren que este distractor cuadruplica el riesgo de ocasionar un accidente.
  2. Comer y beber: Esta acción constituye un riesgo ya que no sólo se pierde la atención en el camino, sino que muchas veces se ocupan ambas manos, por lo que se puede perder el control total del vehículo.

  3. Manipular sistemas electrónicos y de entretenimiento a bordo: Sintonizar una estación o buscar en el vehículo el CD que queremos escuchar son sinónimos de distracción. Te sugerimos que antes de poner en marcha tu coche pongas ese disco y sintonices en las memorias de tu radio las estaciones de tu preferencia. Los gadgets tecnológicos que se conectan vía bluetooth o por auxiliar también pueden ser importantes distractores. No hay nada malo con tenerlos a bordo pero para conectarlos lo mejor es orillarse y conocer su funcionamiento.

  4. Ponerse maquillaje, peinarse o rasurarse: Es muy común ver mujeres maquillarse e incluso hombres rasurándose mientras conducen, generando un gran riesgo porque la función del retrovisor central deja de ser útil y se pierde atención.

  5. Atender una mascota: Al igual que cualquier pasajero, las mascotas deben ir aseguradas y protegidas de forma adecuada. La mejor manera de trasportar mascotas en el auto es a través de jaulas o carriers, los cuales pueden ser asegurados con el cinturón del auto.

  6. Cuidar a los niños: Además de ir perfectamente asegurados a través de sillas o asientos especiales (acordes a su edad), se sugiere que los niños tengan a la mano libros o juguetes con los que se puedan distraer y que le permitan al conductor centrar su atención en el camino. Asimismo, si es necesario atender alguna necesidad de los niños que viajan en el auto es preferible estacionarse para brindarles la atención que requieran.

  1. Observar distracciones: La publicidad en las calles, personas u objetos llamativos y centrar la atención en ello puede ser muy peligroso.

  2. Soñar despierto: El momento de la conducción puede ser una oportunidad para organizar las ideas y los pensamientos, despejar la mente, pensar en los problemas o disfrutar de un momento de soledad. Pero es importante mantener la atención al volante para evitar accidentes y estar concentrados para evitar los obstáculos que puedan aparecer en el camino.

Aunque muchas personas admitan que pueden ser multitareas mientras conducen, distraerse es muy peligroso ya que la atención se divide y disminuye el tiempo de reacción. Lo más importante al conducir un auto es concentrarse en el manejo y estar alerta por las distracciones de otros conductores.