¿Cómo evitar el robo de tu auto? 2ª parte

Nuestro artículo de interés del mes de noviembre trató sobre las medidas preventivas que puedes tomar para evitar el robo de tu auto mientras se encuentra estacionado. Analizamos los mecanismos de seguridad disuasivos, inmovilizadores y rastreadores. Ahora toca el turno a las recomendaciones para hacer frente al robo de tu vehículo cuando te encuentras en él.

Robo con violencia en México


De acuerdo con el último reporte de la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros), el 80% de los robos con violencia que ocurren en México tienen lugar en el Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco, Veracruz, Puebla, Sinaloa, Michoacán, Nuevo León y Guerrero.

Según un estudio de la Interpol y el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, mientras que en más de 120 países las cifras de robo de autos han ido decreciendo, en México desafortunadamente este problema crece año con año: tan sólo en 2017 se registraron 198 mil casos. El factor principal que alimenta este problema es la obtención de autopartes, sobre todo de los vehículos más vendidos o más económicos, para su venta ilegal a bajo costo y para la comisión de delitos.


¿Cómo evitar ser asaltado?

Los asaltantes siempre buscan minimizar el riesgo, de modo que utilizarán su experiencia para elegir aquel objetivo que suponga menor peligro. Con esto en mente, trata de seguir de manera cotidiana las pautas que te presentamos a continuación:

  1. No te distraigas
    Los asaltantes eligen a su presa cuando ésta se halla más distraída y no espera ser asaltada. Las personas que están concentradas en acciones distintas a manejar o que no se mantienen alertas al entorno son especialmente vulnerables. Hablar por teléfono, maquillarse, comer o realizar cualquier otra actividad, sobre todo cuando el vehículo está detenido en un semáforo, representa una oportunidad ideal para que un asaltante pueda tomarte por sorpresa.

    Por lo anterior, te recomendamos no textear nunca, aunque tu vehículo esté detenido, y usar el teléfono únicamente en la modalidad de manos libres.

  2. No dejes objetos de valor a la vista
    Tu cartera, bolsa, computadora e incluso prendas de vestir llaman la atención de los delincuentes. Nunca los dejes a la vista ni los coloques en los asientos o en el piso del auto. Trata de guardarlos siempre en la cajuela o en la guantera para evitar que los amantes de lo ajeno quieran hacerlos suyos.

  3. Subir cristales
    Cualquier avenida o calle puede ser el lugar perfecto para que un asaltante haga de las suyas. Por ello, es preferible que viajes siempre con los cristales de las ventanas arriba y que te cerciores de tener aseguradas las puertas. Este par de medidas te hará menos vulnerable ante el asaltante.

  4. Cambiar las rutas
    Si eres de las personas que siguen una rutina constante, intenta transitar siempre por las rutas más seguras. De preferencia, procura variar tus horarios de circulación y cambiar tus trayectos constantemente, de modo que evites ser ubicado con facilidad.


¿Qué hacer en caso de robo con violencia?

Siempre debes tener en mente que tu vida vale más que cualquier cosa material. Si por desgracia te ves atrapado en un robo con violencia, trata de mantener la calma y sigue estos consejos:

  • No te resistas, esto evitará que te traten con violencia.
  • Entrega tus pertenencias de valor sin vacilar.
  • Nunca veas a los asaltantes a los ojos, pero trata de fijarte en su fisonomía, ya que esta información será útil cuando hagas la denuncia.
  • Si algunos de los delincuentes escapan en otro vehículo, ya sea un auto o una motocicleta, anota o trata de memorizar el número de las placas.


¿Qué hacer después del asalto?

Actuar oportunamente aumentará las probabilidades de recuperar tu auto y te permitirá protegerte en caso de que los asaltantes realicen un ilícito con él, por lo que te recomendamos:

  1. Realiza tu denuncia
    Acude a cualquier delegación o agencia del Ministerio Público para levantar una denuncia. Además de detallar el incidente, es imprescindible que proporciones las placas de tu vehículo, marca, modelo y tipo. No olvides pedir una constancia, ya que ésta te será útil para iniciar los trámites con tu aseguradora.

  2. Da aviso a tu aseguradora
    Si tuviste la previsión de contratar un seguro para tu auto, una vez hecha la denuncia debes llamar a tu aseguradora para dar aviso del robo. No olvides tener a la mano tu número de póliza y los datos generales de tu vehículo.

    Si tu seguro cuenta con la cobertura de robo total, a partir del momento en que levantes tu denuncia puedes contar con el respaldo de tu aseguradora para los subsecuentes trámites ante la autoridad, y de no aparecer tu vehículo, podrás recibir una indemnización por el robo.

¿Estás protegido?

De acuerdo con la AMIS, sólo 3 de cada 10 vehículos asegurados son recuperados tras un robo. Tu auto es una parte importante de tu patrimonio, por lo mismo es de vital importancia que tengas una póliza de seguro.

En entidades como la Ciudad de México es obligatorio contar con un seguro de responsabilidad civil para poder circular, pero este tipo de póliza no te protege en caso de robo total. Debes fijarte que tu póliza cuente con la cobertura que te proteja por la pérdida total, e incluso parcial de tu vehículo. Te sugerimos consultar con tu agente de seguros para elegir un paquete que cumpla con tus necesidades de protección.


Artículos Anteriores


Nuevo Reglamento de Tránsito CDMX

El sentido de la vista y la conducción

Los distractores… un peligro constante al volante

Conducir con sueño… un riesgo que debes evitar

¿Tu auto puede contaminar menos?

¿Sabes cuáles son los autos más seguros e inseguros del mercado?

Cómo cuidar y utilizar los equipos de seguridad de tu vehículo

Entra en vigor la Norma Emergente de Verificación Vehicular en la Megalópolis

Factores de riesgo entre conductores hombres y mujeres

Riesgos de conducir bajo condiciones de estrés

Tomar y manejar… un enorme peligro

Accidentes viales: causas y consecuencias

Fiestas decembrinas, alcohol y accidentes

Comer y beber detrás del volante… un enorme riesgo

¿Conoces los dispositivos de seguridad activa en tu vehículo y para qué sirven?

Dispositivos de seguridad pasiva… tu protección ante un accidente

Manejo a la defensiva

Bolsas de aire… un aliado más de tu seguridad

¿Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad?

¿Qué tipo de conductor eres?

Los frenos: elemento indispensable para una conducción segura

Cinturón de seguridad… 5 segundos que pueden salvarte la vida

¿Cómo conducir durante un sismo?

Una oportunidad para hacer conciencia… Día mundial para recordar a las víctimas de accidentes de tránsito

Temas de seguridad vial que todo conductor adolescente debe saber

Manejo a la defensiva para motociclistas

Cuidados y responsabilidades de los pasajeros en tu vehículo

Técnicas seguras de frenado

Nueve hábitos que te permitirán alargar la vida útil de tu auto

Trastornos emocionales que perjudican el manejo a la defensiva

Consejos para manejar con seguridad bajo la lluvia

Ocho hábitos al volante que pueden estropear tu coche

Fatiga al volante… ¿qué es y cómo combatirla?

Accesorios que mejoran la seguridad en tu vehículo

Tus llantas: la importancia de su mantenimiento

¿Cómo evitar el robo de tu auto?

¿Cómo evitar el robo de tu auto? 2ª parte

Año Nuevo... ¡tu auto como nuevo!

Seguridad vial: una tarea de todos

Todo lo que debes saber sobre las señales de tránsito

Todo lo que debes saber sobre las señales de tránsito (2ª parte)

Amaxofobia: miedo excesivo al conducir

Jóvenes al volante ¿cómo darles una buena educación vial?

Importancia de la inteligencia emocional al conducir