Riesgos de conducir bajo condiciones de estrés

El momento tomar el volante de un coche y empezar a conducir involucra en una serie de eventos que tienen repercusiones en nuestros niveles de estrés. Incluso acciones predecibles tales como mantener una velocidad constante, frenar, hacer un cambio de luces o simplemente permanecer en el tráfico, puede aumentar nuestro nivel estrés.

Si a eso le añadimos las prisa por llegar a nuestro destino, que el auto de atrás esté demasiado cerca o que debemos permanecer alertas para evitar una colisión, hace evidente que la conducción de un vehículo sea una de las actividades más estresantes.

Tenemos la tendencia a ver la conducción como una extensión natural de la actividad diaria, pero en realidad hay bastantes diferencias, ya que muchas personas llevan a cabo conductas agresivas en un auto que no se repiten en cualquier otro contexto de su vida diaria.

Condiciones que favorecen el estrés


Nuestros cuerpos están diseñados para que a través del estrés reaccionen en torno a un simple mecanismo de lucha o huida. Lo ideal sería utilizar uno u otro mecanismo para disipar el estrés cuando se produce, pero sentados en un vehículo es imposible. No hay salida física; no podemos luchar y no podemos correr, por lo que la tensión simplemente se acumula.

Estudios de comportamiento del conductor indican que la acumulación de estrés emerge típicamente bajo las siguientes situaciones:

  • Estar atrapado en el tráfico.
  • Tener prisa por llegar a nuestro destino.
  • La percepción de un exceso de regulación que implican señales de tráfico, obras viales y límites de velocidad.
  • Conducir de manera impaciente o agresiva empujado por otros conductores.
  • Eventos impredecibles por las condiciones del camino o las conductas de otros conductores.
  • La falta de señalización.
  • Ser víctima de abuso por parte de otros conductores.
  • Ser presionado para conducir más rápido por otros conductores.
  • Que otros conductores olviden poner sus luces, o las tengan mal ajustadas.
  • Estar obligados a frenar constantemente.
  • Los desvíos y cierres por obras o manifestaciones.
  • Por falta de lugar para poder estacionarse.


En realidad esta lista puede ser mucho más larga, pero hay un punto ineludible: las frustraciones causadas por el estrés conducen a falta de objetividad y acumulación de ira, lo que se traduce en conductas agresivas que ponen en riesgo al conductor, a sus pasajeros y a las personas que le rodean.

Recomendaciones para aminorar el nivel de estrés:


Cesvi (Centro de Experimentación y Seguridad Vial México) sugiere llevar a cabo las siguientes actividades para manejar positivamente el estrés y con ello disminuir el riesgo de sufrir un accidente de tránsito:

  • Procura dormir de 6 a 8 horas diarias.
  • Salir con más anticipación de modo que se tenga tiempo para enfrentar con calma algún imprevisto.
  • Realizar ejercicio físico moderado antes de conducir, con la finalidad de relajarse.
  • Utilizar ropa holgada para no sentirse asfixiados.
  • Tratar de no conducir con hambre excesiva.
  • Escuchar música a un volumen moderado.
  • Respirar adecuadamente: aspirar y espirar profundamente.
  • No haber comido de manera abundante.
  • Rebajar o eliminar la ingesta de tabaco, café y sobre todo alcohol.
  • Realizar caminatas en espacios abiertos.
  • Reír, ya que ayuda mucho a combatir el estrés.

Artículos Anteriores


Nuevo Reglamento de Tránsito CDMX

El sentido de la vista y la conducción

Los distractores… un peligro constante al volante

Conducir con sueño… un riesgo que debes evitar

¿Tu auto puede contaminar menos?

¿Sabes cuáles son los autos más seguros e inseguros del mercado?

Cómo cuidar y utilizar los equipos de seguridad de tu vehículo

Entra en vigor la Norma Emergente de Verificación Vehicular en la Megalópolis

Factores de riesgo entre conductores hombres y mujeres

Riesgos de conducir bajo condiciones de estrés

Tomar y manejar… un enorme peligro

Accidentes viales: causas y consecuencias

Fiestas decembrinas, alcohol y accidentes

Comer y beber detrás del volante… un enorme riesgo

¿Conoces los dispositivos de seguridad activa en tu vehículo y para qué sirven?

Dispositivos de seguridad pasiva… tu protección ante un accidente

Manejo a la defensiva

Bolsas de aire… un aliado más de tu seguridad

¿Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad?

¿Qué tipo de conductor eres?

Los frenos: elemento indispensable para una conducción segura

Cinturón de seguridad… 5 segundos que pueden salvarte la vida

¿Cómo conducir durante un sismo?

Una oportunidad para hacer conciencia… Día mundial para recordar a las víctimas de accidentes de tránsito

Temas de seguridad vial que todo conductor adolescente debe saber

Manejo a la defensiva para motociclistas

Cuidados y responsabilidades de los pasajeros en tu vehículo

Técnicas seguras de frenado

Nueve hábitos que te permitirán alargar la vida útil de tu auto

Trastornos emocionales que perjudican el manejo a la defensiva

Consejos para manejar con seguridad bajo la lluvia