Factores de riesgo entre conductores hombres
y mujeres

No se trata de establecer una guerra de los sexos para señalar quiénes son mejores conductores, ya que los accidentes no distinguen género, raza o edad, sin embargo se ha comprobado estadísticamente que existen factores de riesgo fáciles de identificar dependiendo del sexo y edad del conductor, los cuales encienden focos rojos que hay que tomar en cuenta para extremar precauciones.

Hombres al volante:
En promedio, los hombres beben más que las mujeres y se ha comprobado que en mayor proporción tienden a conducir bajo los efectos de alcohol. Además es notorio en ellos el gusto por manejar de manera agresiva a gran velocidad e incumpliendo los reglamentos de tránsito, lo que se traduce en accidentes de gravedad, que se acentúan cuanto menor sea la edad del conductor.



Mujeres al volante:
Un informe de Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) señala que la participación de las mujeres en accidentes viales de gravedad es baja, alcanzando sólo el 3.2%. Esto se debe a que las mujeres son más cautas y tienen una mayor percepción del riesgo, alertándolas frente a las condiciones de tránsito, sin embargo, es importante resaltar el hecho de que en proporción son más los conductores hombres que mujeres, y con base en datos de Conapra (Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes), se ha observado un incremento alarmante con respecto a la mortandad femenina por accidentes asociados al consumo de alcohol.


Conductores jóvenes:
Un grupo de alto riesgo lo constituyen los conductores adolescentes varones, quienes se distinguen por un estilo de manejo agresivo, mientras que las conductoras jóvenes tienden a ser más empáticas frente al error de otro conductor, en lugar de responder agresivamente.

Desafortunadamente, la falta de una formación adecuada y la inexperiencia, aunada a diversas particularidades psicológicas asociadas a tomar riesgos, incrementa el nivel de siniestralidad de este grupo.

Un estilo de manejo seguro no sólo requiere conocer y dominar el automóvil, es necesario igualmente poseer cierta madurez mental, la claridad para la toma de decisiones, el autocontrol y conocimiento de si mismos, de modo que la previsión supere el arrojo en momentos clave.

En México suceden más de 24 mil muertes asociadas a accidentes viales, de las cuales más del 90% pudieron haberse evitado con sólo respetar los reglamentos de tránsito.

Te invitamos a estudiar y conocer el reglamento de tu localidad y adoptar un estilo de manejo a la defensiva.